Una nueva etapa, una nueva vida

El embarazo es una de las mejores etapas de una mujer y en sí de toda la familia ya que marca la vida de cada uno de los integrantes, de forma diferente, pero definitivamente es una marca que perdurará. Se trata de cambios físicos, emocionales y hormonales que toda mujer embarazada pasa, en donde es necesario la asimilación y la comprensión de ellos para que el proceso sea menos inquietante y para que la mujer se sienta segura y positiva acerca de su condición. Tener un bebé es una experiencia maravillosa, pero es necesario que haya cuidados prenatales para asegurar la vida del bebé y de la madre; para lograrlo, se debe de contar con personas que constantemente apoyen, alienten y cuiden a la mujer embarazada.

Planificar el embarazo es lo más idóneo ya que le permite a la mujer llevar a cabo los cuidados prenatales esenciales. Es conveniente que la pareja busque un médico que los asesore y les notifique los riesgos que puede haber para que se adopten las medidas requeridas para que el embarazo se desarrolle de forma saludable. Si no se llevó a cabo una planificación y la mujer está embarazada, es recomendable que consulte a su médico para que le pueda realizar un ultrasonido. En ambos casos, el doctor o doctora realizará exámenes médicos para determinar si hay posibles enfermedades crónicas que puedan afectar o dificultar el embarazo, si es así, se debe de tener un control constante y un tratamiento especial.

Las prevenciones en el embarazo permitirán que no haya daños en el feto como lo son algunas malformaciones o enfermedades neurológicas, para evitar esto, los médicos recomiendan y recetan el uso de ácido fólico que será tomado durante y después del embarazo. En esta etapa, es aconsejable que la mujer lleve una alimentación balanceada y que realice ejercicio (nada pesado). Dependiendo de la etapa de desarrollo del feto, será la cantidad y frecuencia de visitas al ginecólogo.

Aproximadamente a los tres meses de gestación se realizarán ultrasonidos (muchas personas optan por ultrasonido 3ra dimensión Tijuana) para determinar si el embrión está vivo, su edad gestacional, si existe más de un feto, si hay complicaciones en el útero o si hay alguna malformación. Se realizarán diferentes ecografías en distintas etapas para monitorear el desarrollo del bebé, la posición en la que está y para observar si la placenta no está dañada.

En los nueve meses, se presentarán cambios significativos en la mujer donde es importante y vital el apoyo de la familia. Estos cambios físicos que la mujer experimenta tienen como propósito el albergar el feto y, aunque pueden ser impactantes. son necesarios. Las alteraciones psicológicas son normales debido a las modificaciones que presentan las hormonas; presentando variaciones en los sentimientos y en el estado de ánimo. Muchas de las parejas sufren alteraciones en sus sentimientos.

Como se mencionó, es importante la unión familiar y social durante esta etapa para que así la mujer se pueda apoyar y se sienta cómoda ya que no es un proceso sencillo. La comunicación es esencial para así transmitirle, tanto al médico como a los familiares, los miedos, dudas y preocupaciones que existen. Es importante que la mujer y todos aquellos a su alrededor disfruten de esta nueva etapa.